domingo, 14 de diciembre de 2008

Libro: GUSTAVO Y LOS MIEDOS

Autor: Ricardo Alcántara, psicólogo y escritor uruguayo.
Ilustrador: El argentino Gustavo Ariel, conocido como Gusti.


“Y los miedos, que son seres endiablados,acuden veloces cuando alguien los nombra”
Ricardo Alcántara
(Gustavo y los miedos)




La cosa cambió para Gustavo cuando sus padres salieron de viaje y lo encargaron con su tía Milagros (recordemos que hasta ese día él no sabía de las palpitaciones aceleradas del corazón, del sudor en las manos, de las ganas de morderse los dedos y mucho menos de esas vocecillas macabras —voces de los miedos— que susurran al oído las horribles consecuencias que derivan de prácticamente todo y que provocan que las personas vivan asustadas).


Gustavo había vuelto de la escuela, estaba sentado a la mesa y su estómago se puso en huelga; completamente lleno no fue capaz de recibir un bocado más. La tía Milagros, preocupada por la falta de apetito del pequeño, intentó convencerlo de comer más diciéndole que, de no hacerlo, se le aparecería el muy temido “bicho de la oscuridad” quien, entre otras cosas, detestaba a los niños flacuchos como él.


Gustavo se asustó tanto, que llegó el primer miedo de su vida y, de inmediato, como si hubieran sido convocados a una reunión, aparecieron el segundo, el tercero, el cuarto. Comenzó a temerle a todo: ir al baño por las noches, no salir a jugar, quedarse en casa, comer, no hacerlo... Después de un tiempo, al mirar a su alrededor se encontró completamente rodeado y, peor aún: habitado de miedos que no paraban de hablarle, de advertirle, de ponerle la piel de erizo. Ellos le dijeron cosas tan feas que lograron paralizarlo.


Y así permaneció por un tiempo, el suficiente para darse cuenta de que debía encontrar una solución. ¿Qué cuál fue? Ah... ¿De verdad quieres saberlo? Para eso tendrás que leer el libro: ya sabes que puedes encontrarlo en la librería o biblioteca más cercana a tu casa. Pero, antes de irnos, te damos una pista: dice el autor que es posible deshacerse de los miedos “ con un resoplido de indiferencia”, ¿tú qué crees?

2 comentarios:

Maria dijo...

te gusto? Espero que si...
Yo tenia un montonazo de libros del barco de vapor!!!!

blanca dijo...

este es el ibro que me ingreso al mundo de la literatura amo gustavo y los miedos, ahora estudio pedagogia y creo que es uno de los primeros libros que hare que lean mis alumnos